GARANTIA

Queda anulada la garantía de los productos que presenten signos de cualquier tipo de manipulación, uso indebido o maltratos tales como rotura, deformación, marcas, componentes quemados o sueltos, deterioro, etc.
No se admiten artículos a los que les falte algún componente o accesorio. Los artículos deben llegar en el mismo estado en el que se adquirió, la caja, envoltorios y accesorios deberán llegar en perfecto estado.
Los gastos de envío y devolución correrán a cargo del cliente en todos los casos.
Acompañe su envío con una copia de la factura en el interior.
SOUNDTEL COMPUTER no se hace responsable, en ningún caso, de la información contenida en discos duros u otro tipo de soporte.

 

 

GARANTÍA DE DOS AÑOS MÍNIMO DESDE LA ENTREGA EN TODOS LOS PRODUCTOS

Para reclamar por la falta de conformidad del producto, el consumidor puede dirigirse tanto al vendedor como al fabricante del producto. La ley establece un plazo general de 2 años desde la adquisición para que se manifieste el problema.

  • Si el defecto sale a la luz durante los primeros 6 meses desde la entrega del bien, se presume que la anomalía ya existía cuando lo compró y el consumidor no tiene que probar nada.
  • Sin embargo, cuando la falta de conformidad se manifiesta con posterioridad a los 6 meses y en casos dudosos, el fabricante podría exigir un informe pericial independiente para tramitar la garantía. En casos obvios de mal funcionamiento o funcionamiento irregular en período de garantía no hay ningún tipo de problema.

 

 

En cualquier caso, durante el tiempo que el consumidor se vea privado del producto se suspende el cómputo del plazo de la garantía; por ejemplo, si la reparación de un objeto dura 15 días, el plazo de garantía terminará 15 días después de lo originalmente previsto.

Todo aquel fabricante que disponga de una garantía mayor a los 2 años que marca la Ley vigente, se deberá tramitar directamente con el fabricante no siendo responsabilidad de tales supuestos SOUNDTEL COMPUTER.

 

 

ANULACIÓN DE GARANTIAS

  • Incorrecta utilización, manipulación o mantenimiento por parte del Cliente de un equipo, kit multimedia, componente o periférico.
  • Problemas de software y/o virus
  • Componentes quemados por sobretensiones o sobreintensidades eléctricas.
  • Componentes rotos o dañados sometidos a impacto.
  • Incorrecta reparación, modificación o ampliación por parte del cliente de un equipo.